ARÉVALO

Un mini paseo por nuestra ciudad 

 

EL CASTILLO

El Castillo de Arévalo data del periodo 1469 a 1480 en su forma original.

En sus inicios fue construido por los duques de Arévalo Álvaro de Zúñiga y Leonor de Pimentel durante el periodo de su ducado señorial sobre Arévalo por merced de Enrique IV. Su fábrica se diseño sobre la puerta norte de la muralla que aún hoy es visible en el interior de la torre del homenaje.

Tras la muerte de Isabel la Católica en 1504, Fernando el Católico remodelaría la construcción entre 1504 y 1517, adaptando la fortaleza a usos artilleros con la forma pentagonal actual y la barbacana frontal. Tras centurias de abandono y haber sido rehabilitado como silo de cereal en 1959, actualmente es sede del museo del cereal de mano del FEGA.

EL CASTILLO

El Castillo de Arévalo data del periodo 1469 a 1480 en su forma original.

En sus inicios fue construido por los duques de Arévalo Álvaro de Zúñiga y Leonor de Pimentel durante el periodo de su ducado señorial sobre Arévalo por merced de Enrique IV. Su fábrica se diseño sobre la puerta norte de la muralla que aún hoy es visible en el interior de la torre del homenaje.

Tras la muerte de Isabel la Católica en 1504, Fernando el Católico remodelaría la construcción entre 1504 y 1517, adaptando la fortaleza a usos artilleros con la forma pentagonal actual y la barbacana frontal. Tras centurias de abandono y haber sido rehabilitado como silo de cereal en 1959, actualmente es sede del museo del cereal de mano del FEGA.

LA CAMINANTA

La ermita de la Caminanta, del siglo XVI, es un templo pequeño, de bellas proporciones, construido en piedra de sillería, situado a la salida del puente de Medina.

La Ermita de la Caminanta fue fundada el año 1530. Diminuto edificio de armónicas proporciones. Realizado con sillares de granito, se encuentra en un punto de confluencia de diferentes caminos, uno de ellos el de Santiago procedente de Levante.

LA CAMINANTA

La ermita de la Caminanta, del siglo XVI, es un templo pequeño, de bellas proporciones, construido en piedra de sillería, situado a la salida del puente de Medina.

La Ermita de la Caminanta fue fundada el año 1530. Diminuto edificio de armónicas proporciones. Realizado con sillares de granito, se encuentra en un punto de confluencia de diferentes caminos, uno de ellos el de Santiago procedente de Levante.

IGLESIA DE SANTA MARÍA

En su exterior destaca ese gran ábside en ladrillo visto, con tres hileras de arcos ciegos, tan genuino del movimiento artístico al que pertenece, el mudéjar. La obra está fechada entre el siglo XII y el XIII. La torre está en el lado sur y se puede penetrar en la iglesia a través de su puerta. El interior, por el paso del tiempo, está algo deteriorado, pero se puede apreciar en el ábside una pintura realizada para ensalzar la figura de Cristo mientras permanece rodeado de dos figuras de animales, uno de ellos alado. Gracias a las diversas acciones de restauración se han podido mantener esos dibujos y el taujel, armadura en madera, que presenta el coro en su techumbre; donde se ha sacado todo la belleza a los detalles de esta estructura. 

IGLESIA DE SANTA MARÍA

En su exterior destaca ese gran ábside en ladrillo visto, con tres hileras de arcos ciegos, tan genuino del movimiento artístico al que pertenece, el mudéjar. La obra está fechada entre el siglo XII y el XIII. La torre está en el lado sur y se puede penetrar en la iglesia a través de su puerta. El interior, por el paso del tiempo, está algo deteriorado, pero se puede apreciar en el ábside una pintura realizada para ensalzar la figura de Cristo mientras permanece rodeado de dos figuras de animales, uno de ellos alado. Gracias a las diversas acciones de restauración se han podido mantener esos dibujos y el taujel, armadura en madera, que presenta el coro en su techumbre; donde se ha sacado todo la belleza a los detalles de esta estructura. 

IGLESIA DE SAN MARtÍn

La iglesia de San Martín, también llamada «de las Torres Gemelas», de Arévalo fue templo cristiano construido entre los siglos XII y XVIII. Actualmente se encuentra muy restaurada y acoge una sala de exposiciones (Centro Cultural de la Iglesia de San Martín). Está situada en la plaza de la Villa. 

Es una de las 11 parroquias arevalenses que figuran en el inventario del Cardenal Gil Torres del año 1250. Fue fundado por los caballeros del linaje de los Tapia para ser su lugar de enterramiento y juntas. Como también ocurrió con la Iglesia de San Miguel perdió su función religiosa en el año 1911. Durante el siglo XX fue utilizada como lugar de almacenamiento de grano y abandonada. A principios del siglo XXI la Obra Social de Caja de Ávila la convirtió en espacio cultural tras una rehabilitación, desde entonces ha albergado numerosas exposiciones, conciertos y talleres.

IGLESIA DE SAN MARtín

La iglesia de San Martín, también llamada «de las Torres Gemelas», de Arévalo fue templo cristiano construido entre los siglos XII y XVIII. Actualmente se encuentra muy restaurada y acoge una sala de exposiciones (Centro Cultural de la Iglesia de San Martín). Está situada en la plaza de la Villa. 

Es una de las 11 parroquias arevalenses que figuran en el inventario del Cardenal Gil Torres del año 1250. Fue fundado por los caballeros del linaje de los Tapia para ser su lugar de enterramiento y juntas. Como también ocurrió con la Iglesia de San Miguel perdió su función religiosa en el año 1911. Durante el siglo XX fue utilizada como lugar de almacenamiento de grano y abandonada. 

ARCO DEL ALCOCER

Esta puerta era el principal acceso desde el sur de la ciudad al recinto amurallado de finales del siglo XII. Es la única que se conserva. Consta de un torreón con sucesivos arcos apuntados que, a modo de túnel, nos conduce a la Plaza del El Real. Su fachada, es un gran arco de triple archivolta recuadrada en alfiz y con el característico friso de esquinillas. También se conoce por Arco de la Cárcel, ya que aquí estuvo situada la cárcel. En su interior se encuentra la oficina de turismo. 

ARCO DEL ALCOCER

Esta puerta era el principal acceso desde el sur de la ciudad al recinto amurallado de finales del siglo XII. Es la única que se conserva. Consta de un torreón con sucesivos arcos apuntados que, a modo de túnel, nos conduce a la Plaza del El Real. Su fachada, es un gran arco de triple archivolta recuadrada en alfiz y con el característico friso de esquinillas. También se conoce por Arco de la Cárcel, ya que aquí estuvo situada la cárcel. En su interior se encuentra la oficina de turismo. 

IGLESIA DE SAN JUAN

La iglesia de San Juan Bautista, llamada también de San Juan de los Reyes, muestra un ábside mudéjar, apenas visible desde la plaza. La portada sur, de finales del siglo XV, tiene en su hornacina una notable escultura del titular en piedra caliza, bastante mutilada, del siglo XVI. Su cuerpo es de una sola nave, cubierta con bóvedas barrocas en el siglo XVIII, y una torre de tres cuerpos. El coro, de cúpula barroca, cuenta con pechinas de hojarasca y angelitos coronados que portan instrumentos artesanales. Es muy interesante la escultura románica de San Zacarías, padre de San Juan Bautista.

IGLESIA DE SANTO DOMINGO

La Iglesia de Santo Domingo de Silos es un templo católico situado en la Plaza del Arrabal.

Fue construida en estilo mudéjar pero se transformó ampliamente en las épocas renacentista y barroca. Cuenta con un ábside mudéjar, una reja plateresca y bóvedas barrocas.

En su interior se veneran los restos de San Victorino, patrón de Arévalo, así como la nueva imagen de la Virgen de las Angustias, patrona de la ciudad, rescatada después de su abandono provisional al producirse el derribo de la Iglesia del Convento del Real, donde históricamente había recibido fervoroso culto. Cuenta con varias obras de arte de muy buena factura destacando su imagen de San Francisco de Asis y la impresionante rejería. En lo referente al culto diario, es la principal Iglesia de Arévalo.

 

IGLESIA DE Santo domingo

La Iglesia de Santo Domingo de Silos es un templo católico situado en la Plaza del Arrabal.

Fue construida en estilo mudéjar pero se transformó ampliamente en las épocas renacentista y barroca. Cuenta con un ábside mudéjar, una reja plateresca y bóvedas barrocas.

En su interior se veneran los restos de San Victorino, patrón de Arévalo, así como la nueva imagen de la Virgen de las Angustias, patrona de la ciudad, rescatada después de su abandono provisional al producirse el derribo de la Iglesia del Convento del Real, donde históricamente había recibido fervoroso culto. Cuenta con varias obras de arte de muy buena factura destacando su imagen de San Francisco de Asis y la impresionante rejería. En lo referente al culto diario, es la principal Iglesia de Arévalo.

 

IGLESIA DEL SALVADOR

Una arquitectura ecléctica de varios movimientos artísticos y a la que es difícil, por tanto, encasillar en uno exclusivo. Esto denota la antigüedad que posee. Exteriormente llama la atención el descompensado criterio de los árboles que la rodean en la actualidad; yendo desde el ciprés hasta el ciruelo pasando por la mimosa. En el centro de toda esa amalgama arbórea predomina su torre a la que el paso de los años y las inclemencias metereológicas han hecho mella. Ya el interior está distribuido en tres naves de semejantes proporciones, donde destaca el retablo elaborado por Juan de Juni, que podría competir en belleza y composición con el retablo mayor construido en el siglo XVIII y que también permanece en otra zona contigua. 

IGLESIA DEL SALVADOR

Una arquitectura ecléctica de varios movimientos artísticos y a la que es difícil, por tanto, encasillar en uno exclusivo. Esto denota la antigüedad que posee. Exteriormente llama la atención el descompensado criterio de los árboles que la rodean en la actualidad; yendo desde el ciprés hasta el ciruelo pasando por la mimosa. En el centro de toda esa amalgama arbórea predomina su torre a la que el paso de los años y las inclemencias metereológicas han hecho mella. Ya el interior está distribuido en tres naves de semejantes proporciones, donde destaca el retablo elaborado por Juan de Juni, que podría competir en belleza y composición con el retablo mayor construido en el siglo XVIII y que también permanece en otra zona contigua. 

LA LUGAREJA

La ermita de la Lugareja o iglesia de Santa María de Gómez Román es una ermita, que se encuentra a 1,5 km al sur de Arévalo, considerada uno de los más destacados monumentos del mudéjar. 

Construida en el siglo XII, el edificio que se conserva fue la cabecera de la iglesia del convento cisterciense de Santa María de Gómez Román.​ Este fue mencionado por primera vez en abril de 1179 y abandonado hacia 1240 por sus ocupantes —canónigos—, momento en el que fue entregado a monjas de la orden del Císter. Cuenta con un ábside triple decorado con una serie de arcos. Sobre el crucero se encuentra un cimborrio montado en el interior a base de una cúpula sobre pechinas, decorado en la parte exterior por una serie de siete arcos de ladrillo en cada fachada.

LA LUGAREJA

La ermita de la Lugareja o iglesia de Santa María de Gómez Román es una ermita, que se encuentra a 1,5 km al sur de Arévalo, considerada uno de los más destacados monumentos del mudéjar. 

Construida en el siglo XII, el edificio que se conserva fue la cabecera de la iglesia del convento cisterciense de Santa María de Gómez Román.​ Este fue mencionado por primera vez en abril de 1179 y abandonado hacia 1240 por sus ocupantes —canónigos—, momento en el que fue entregado a monjas de la orden del Císter. Cuenta con un ábside triple decorado con una serie de arcos. Sobre el crucero se encuentra un cimborrio montado en el interior a base de una cúpula sobre pechinas, decorado en la parte exterior por una serie de siete arcos de ladrillo en cada fachada.